Guia para la germinación de semillas

Las semillas de cannabis necesitan agua, calor y aire para poder germinar. Las semillas brotan sin luz en un amplio rango de temperaturas, entre 21 y 32ºC. Las semillas apropiadamente tratadas tardan en germinar de dos a siete días. Durante este proceso, la cubierta protectora de las semillas se abre, y permite que surja el extremo de un diminuto borde blanco (la radícula). Se trata de la raíz central. Los cotiledones, emergen del interior de la cáscara al empujar hacia arriba en busca de luz..
De las varias técnicas existentes para germinar las semillas, vamos a realzar una en concreto, con la qual el cultivador tendrá más porcentage de éxito, que con las restantes;
Dejar las semillas de un día para otro en un vaso de agua. Asegúrate de que las semillas se humedezcan, de forma que se active el desarrollo. No permitas que estas, sigan sumergidas después de 24 horas; podrian empaparse demasiado, sufrir privación de oxígeno y pudrirse. Al ponerlas en remojo, mezclar en el agua 1% de agua oxígenada (1ml x 100l), esto le facilitará un acceso mayor de oxígeno lo cual le permitirá germinar con mayor porcentage de éxito. Una vez hecho esto, elegimos las pastillas de jiffy como medio inicial de desarrollo de las plántulas, antes pero, es aconsejable, al hidratarlos poner en el agua vida bacteriana; microrrizas, tricodermas, materias húmicas, etc.., planta las semillas al doble de profundidad del ancho de la semilla. Por ejemplo, si la semilla mide 3mm, plántala a 6mm de profundidad. Debes mantener húmedo el medio de cultivo de manera uniforme, los taquitos de turba (jiffy’s) puedes transplantarlos después de un plazo entre dos y tres semanas, o cuando las raíces salgan por los lados.
El exceso y la falta de riego son los mayores obstáculos que la mayoría de los cultivadores afrontan para germinar semillas y cultivar plantones. Mantén la tierra húmeda, no empapada. No dejes que la superficie del medio de cultivo se quede seca por un período de tiempo largo, cuando esta se seque (cuando al elevar el contenedor, este no pese), es hora de regar. Recuerda que al principio, hay pocas raíces para absorber el agua y son muy delicadas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *