Manual de montaje osmosis:

Manual montaje osmosis:

No son necesarios conocimientos de fontanería ya que está previsto que lo instale el propio usuario y el kit contiene todo lo necesario para instalarlo fácilmente y de forma rápida.

Solamente si su instalación es antigua, poco accesible o no cuenta con las conexiones convencionales, deberá adquirir alguna pieza de conexionado en un comercio del ramo de la fontanería.

Si tiene alguna duda contacte con nosotros a través de la web y le asesoraremos.

El agua que llega a su hogar debe cumplir las condiciones de presión normales entre 2 y 5 kg/cm2.


Si la presión fuera inferior a 2 kg/cm2, debe optar por el modelo 4/75 Pump que incluye bomba de presión y si la presión es superior a 5 kg/cm2 debe instalar un reductor de presión para no dañar el equipo y prevenir la aparición de fugas.

Se debe elegir un lugar apropiado considerando la accesibilidad para un mantenimiento posterior en lo que a cambios de filtros se refiere.

Instalación

Lávese bien las manos antes de manipular los filtros para no contaminarlos y enjuague también los vasos de plástico blanco pero no deje restos de lejía porque dañarían la membrana osmótica.

Se debe montar los filtros en el orden del paso del agua:

1º Filtro sedimentos.

2º Filtro GAC de carbón granulado.

3º Filtro CTO carbón compacto.

Se debe reapretar los contenedores de los filtros y membrana osmótica ayudándose de la llave de plástico para tal efecto.

Localice la toma de agua fría abriendo los dos grifos y descartando la que adquiere calor al tacto. El agua caliente dañaría el sistema.

Corte el suministro de agua a esta toma de agua fría o bien la llave general.

Instale el/los adaptador/es suministrado o una “T” si el diámetro fuera diferente y adapte aquí la llave metálica que se suministra en el kit, use en las roscas unas vueltas de teflón para fontanería. Es importante que se asegure que es la entrada de agua fría.

Empuje a fondo las tuberías de plástico y rosque según el caso para asegurar la estanqueidad. Esta toma se conecta a la entrada marcada como “ENTRADA DE AGUA”

El grifo dispensador debe instalarse sobre la encimera o el fregadero, taladrando con una broca de diámetro 12 mm., pero antes se debe taladrar con una broca mas fina para guiar a la de 12 mm..

Es necesario un desagüe para el agua con desechos y es aconsejable practicarlo sobre el nivel del agua del sifón por la parte superior de un tramo horizontal para evitar atascos y fugas.

Taladrar el tubo a través del orificio del propio collarín una vez montado con una broca de diámetro 6 mm.

El tubo que conecta al collarín lleva una rosca para su estanqueidad y proviene de la salida del aparato marcada como “DESAGÜE”.

La salida al depósito va marcada como “AL ACUMULADOR” y la del grifo dispensador como “AL GRIFO” y van conectadas por simple presión. Se debe empujar a fondo el tubo y este debe estar cortado recto y nunca con ángulo o bisel para no perder estanqueidad.

El grifo dispensador recibe el agua desde la toma “AL GRIFO”. El tubo entra en la rosca del grifo atravesando un “barrilete” de plástico en su extremo, que le provee de estanqueidad al aprisionarse con fuerza entre la rosca metálica del vástago del grifo.

Puesta en marcha

Comprobar que todas las conexiones roscadas están bien apretadas y las tomas enchufadas, están introducidas hasta el fondo y con el corte recto (no en bisel).

Abrir la llave del paso del agua y la llave de suministro al sistema lentamente.

Observar que no existen fugas y permitir el funcionamiento hasta que se llene el depósito, esto puede llevar las primeras veces hasta unas 8 horas, vaciarlo abriendo el grifo dispensador y repetir la operación dos veces más.

Estos tres lavados se hacen para desechar los productos de conservación que lleva la membrana osmótica. El llenado completo del depósito lo indica la puesta a cero del manómetro. El sistema se para y se puede vaciar el depósito.

En caso de fugas de agua, cerrar la llave de acceso al equipo, la del depósito acumulador y solucionar el problema, reapretando o empujando a fondo la conexión correspondiente.

Si precisa desconectar alguna conexión rápida de las que simplemente van empujadas a fondo, debe sujetar y empujar con la horquilla de plástico suministrada, el tope de la hembra de conexión a la vez que tira del tubo en sentido contrario.

Recuerde el programa recomendado de mantenimiento: cambio de filtros al menos cada doce meses y membrana cada tres o cuatro años. Dependiendo del uso y tipo de agua, el periodo de mantenimiento puede ser más corto, especialmente en lo que se refiere al primer filtro de sedimentos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *